La Historia de los Criaderos de ostras

PARC-A-HUITRES

La construcción de este criadero fue emprendida en 1777 por una compañía de accionistas cuyo jefe y director era el Marqués de Belvert. Este criadero habría sido cavado para satisfacer a la Reina María Antonieta que apreciaba en especial las ostras de Etretat sobre las demás. 

Las ostras no nacían en Étretat, por lo que se les traía de la bahía de Cancale, en donde cada año se producian cerca de cien millones.

Dos balandras, “La Syrène” y la “Cauchoise” las transportaban hasta Etretat. Después de que las ostras permanecieran en estos estanques varios meses y adquirieran un sabor más delicado por alternancia del agua fresca del río subterráneo y del agua salada del mar, se les enviaba a París, a lomo de burro o de caballo con una duracion de viaje de cinco dias.

Compartir esta página!

bookmark at: Twitter bookmark at: Facebook bookmark at: MySpace bookmark at: Del.icio.us bookmark at: Digg bookmark at: Yahoo bookmark at: Google bookmark at: Diigo